PREPARAR LA PIEL PARA EL SOL

el Lunes, 02 Julio 2012.

Activa la Salud. Información. Directorio. Propuestas. Aurora Sabater. Estética. Barcelona
AURORA SABATER


Especialidad: Estética

Centro: Aurora Sabater Centro de Corrección de línea

 

 

Antes de tomar el sol es necesario preparar la piel con tratamientos, primero exfoliantes y en segundo lugar hidratantes en profundidad, puesto que el sol tiende a producir sequedad, tirantez y arrugas. Por ello, es conveniente comenzar por un peeling corporal destinado a afinar la capa córnea de la piel con la eliminación de las células muertas y al tiempo preparar la dermis para otras aplicaciones en forma de cremas, leches o aceites bronceadores y fotoprotectores.

El peeling contiene dentro de su formulación pequeños gránulos o partículas rugosas que al extenderse sobre la piel por medio de una fricción mecánica producen descamación en la capa superficial de la piel. El objetivo es limpiar la piel antes de tomar el sol para que esté libre de impurezas y prevenir la aparición de manchas.

Se dice que el sol es bueno en pocas cantidades. Estimula la síntesis de la Vitamina D que previene la osteoperosis, favorece la circulación y es beneficioso para enfermedades como la psoriasis o el acné.

Existen tres tipos de radiación según su longitud de onda:

  • La UVC es la más nociva aunque el ozono de la atmósfera la absorbe.
  • La UVB es muy energética y es la responsable de ponerrnos rojos. Sus rayos quedan a nivel epidérmico, por eso tiene capacidad de producir cáncer de piel.
  • La UVA es la menos nociva, aunque también dañina y la responsable del bronceado de la piel.

El sol natural en pequeñas dosis favorece el buen humor ya que estimula la síntesis de los neurotransmisores cerebrales que son los responsables de nuestro estado de ánimo. Debemos aconsejar a nuestras clientas el uso de fotoprotectores antes de tomar el sol, más allá de la exposición directa, también puedes quemarte en la terraza, de compras o haciendo deporte, hay que tener precaución.

Consejos:

  • Aplicar el fotoprotector 20 minutos antes de salir de casa.
  • Aplicar el protector con la piel seca para que se distribuya bien.
  • Repetir la aplicación a las dos horas o después de cada baño evitaremos las manchas o arrugas.
  • No olvidar el cuello y escote, el 80 % de las arrugas están causadas por el sol.
  • En la montaña el sol incide más directamente, si hay nieve se refleja un 85 % de la radiación.
  • En la arena de la playa se refleja 17 % y en el agua un 5 %.

El tiempo de exposición al sol dependerá de cada tipo de piel. Todos los fototipos deben usar fotoprotección contra los rayos UV si bien las pieles más claras corren mayor riesgo de quemarse, todas están expuestas.

  • Los de tipo I no deberian exponerse más de 10 minutos.
  • Los de tipo II de 15 a 20 minutos.
  • Los de tipo III 30 minutos.
  • Los de tipo IV de 30 a 45 minutos.
  • Los de tipo V (árabes, asiáticos) 60 minutos.
  • Los de tipo VI (raza negra) aunque no suelen quemarse también deben tomar precauciones para evitar el cáncer de piel.

Por último, después de tomar el sol se debe hidratar profundamente la piel con leches y cremas muy fluidas que restablezcan el manto hidrolipídico de la piel. Aconsejamos emulsiones fluidas, leches y cremas, que contengan principios activos calmantes y relajantes como el té verde.

Artículo publicado en www.activalasalud.com


Si te ha gustado este post, puedes ayudar a otras personas compartiendolo en Redes Sociales.