MÉTODO TOMATIS

el Martes, 12 Junio 2012.

Favorece las posibilidades de escucha y lenguaje

Activa la Salud. Información. Directorio. Propuestas. Laia Vinaixa. Psicología. Salutissim. Salou. Tarragona
Laia Vinaixa Campos



Especialidad: Psicología Clínica

Centro: Salutissim

Nº Colegiado: 13374

 

¿Se puede resolver la distracción y la dificultad para concentrarse a la hora de hacer una tarea? La capacidad atencional es la competencia que tenemos para prestar interés a los estímulos externos que recibimos - escuchar una conversación - o a los procesos mentales internos, como son la memoria o solucionar un cálculo matemático. Así, la atención es una actividad voluntaria y selectiva puesto que el cerebro no puede procesar simultáneamente y de igual manera toda la información sensorial que recibe, sino que escoge aquella información que procesará de forma preferente, es decir, una persona decide interesarse en algo al mismo tiempo que decide ignorar el resto. Aun así, la atención tiene una capacidad limitada puesto que su umbral de saturación depende del tipo de tarea a realizar y de la respuesta a emitir, así como de la modalidad sensorial empleada para procesar la información.

La capacidad auditiva interviene en la dimensión cognitiva, de entre otros, de la percepción, aprendizaje, atención y/o memoria. En este sentido, el Dr. Alfred A. Tomatis (1920-2001), otirronolaringólogo francés de reconocido prestigio a nivel internacional, demostró, hace más de cincuenta años, que modificando las facultades auditivas de un individuo se obtenían transformaciones en el comportamiento y en el lenguaje.

La técnica de estimulación auditiva neurosensorial, que él mismo creó y que trae su nombre, Método TOMATIS, favorece las posibilidades de escucha y lenguaje, así como optimiza nuestra capacidad de atención y de comunicación, que por causas biológicas o psicológicas se ve alterada. Esta alteración en la escucha puede dificultar la capacidad de hacer un análisis preciso de los estímulos externos y/o de los procesos mentales internos, interfiriendo en la posibilidad de generar una respuesta adecuada, factor que incide en el aumento del fracaso escolar en nuestra población.
El oído, que es el primer órgano sensorial desarrollado por el feto, da la posibilidad de acceder a una dimensión más allá de la audición, que es la escucha. La escucha corresponde a la capacidad de hacernos entrar en relación con los otros, manifestar un deseo activo de comunicación y de aprender, como de aceptarse a si mismo. Por otro lado, la escucha también interviene en la estimulación del sistema nervioso, aportando información -aprendizaje- y generando energía neurológica que activa el funcionamiento cerebral. Finalmente, la escucha permite situarnos en el espacio, ya que controla el equilibrio, la coordinación, la verticalidad y el tono muscular, por lo tanto, cuánta mayor movilidad tenemos, más se perfecciona el oído.

Por lo tanto, la utilización de la técnica TOMATIS en ocasiones junto con un proceso terapéutico de acompañamiento, puede mejorar el rendimiento físico, cognitivo y emocional de adultos y niños, y favorece el crecimiento personal.

Más información del centro:  SALUTISSIM

Artículo publicado en www.activalasalud.com


Si te ha gustado este post, puedes ayudar a otras personas compartiendolo en Redes Sociales.