Las arrugas, cómo suavizarlas sin cirugía

Escrito por Dra. Marina Manchón Lladó el Lunes, 16 Enero 2012.

Activa la Salud. Información. Propuestas. Directorio. Herrero Jover Médicos. Dra. Marina Manchón. Medicina Estética. Barcelona.
Dra. MARINA MANCHÓN LLADÓ

 

Especialidad: Medicina Estética

Centro: Herrero Jover Médicos

Nº de Colegiado: 27.844

 

 

Muchas veces no deseamos un cambio estético contundente. Solo deseamos recuperar esa piel que teníamos años atrás. Las radiaciones ultravioleta (UV) procedentes del sol, así como el paso del tiempo nos producen cambios de calidad en la piel. Pero, afortunadamente, la ciencia avanza rápidamente y cada vez es más frecuente encontrar tratamientos mejorados en el campo de la cirugía y la medicina estética, que nos ayudan a rellenar las arrugas, restaurando el volumen perdido y mejorando la estructura cutánea.

A medida que envejecemos, la calidad de la piel cambia. El colágeno y las fibras elásticas disminuyen y se reduce la calidad del ácido hialurónico del propio organismo. Esto da lugar a una disminución en la elasticidad de la piel, un incremento de la aspereza y sequedad cutánea. En parte esto es debido a factores intrínsecos que son difíciles de cambiar, como el código genético y el reloj biológico de cada uno. Sin embargo, también hay factores extrínsecos, factores del estilo de vida, que podemos controlar, hasta cierto punto, para reducir el envejecimiento de la piel.

No hay duda de que no se puede devolver el paso del tiempo pero sí reestablecer el equilibrio en la hidratación de la piel, mejorando así la estructura y la elasticidad cutánea o rellenando las arrugas y pliegues y restaurando el volumen facial.

Cuando deseamos estos efectos, buscamos resultados estéticos al instante y duraderos, como los que proporciona la infiltración de ácido hialurónico con lidocaína incorporada, que es casi imperceptible. El ácido hialurónico enlaza con grandes cantidades de agua y esta importante propiedad subyace en las características de los productos que contienen ácido hialurónico estabilizado de origen animal. Su producción biosintética hace que sean innecesarias las pruebas previas para descartar alergias y rechazos.

El paciente no debe preocuparse ya por la molestia de la infiltración porque la incorporación a la vida normal es inmediata y sus resultados pueden apreciarse al instante. Es un tratamiento duradero, aunque no permanente, propiciando una belleza natural que no afecta a la expresión ni a los movimientos faciales.

En el caso de las arrugas frontales o patas de gallo, el tratamiento más indicado sería la toxina botulínica (bótox).

Más información del centro : Herrero Jover Médicos

Artículo publicado en www.activalasalud.com

Algunas Propuestas Saludables de Tratamientos relacionadas:


Si te ha gustado este post, puedes ayudar a otras personas compartiendolo en Redes Sociales.