LA DIETA PARA LOS EJECUTIVOS

Escrito por Dra. Mariona Gummà Bertran el Jueves, 29 Marzo 2012.

Activa la Salud. Información. Directorio. Propuestas. Dra. Mariona Gummà. Nutrición. Barcelona
Dra. MARIONA GUMMÀ

 

Especialidad: Nutrición

Centro: Institut Vila Rovira- equipo Dra. Montse Folch

Nº de Colegiado: 28.325

 

El decálogo de los ejecutivos.


1. No salga de casa o del hotel sin desayunar.

Empezar el día con el estómago lleno le ayudará. Además a ésta hora es más fácil hacer una comida equilibrada, sea en casa o en el buffet de desayuno del hotel o en el bar. Empiece con un yogur descremado, un par de tostadas o tres biscotes integrales y una pieza de fruta.

2. Aproveche cualquier momento para beber.

Debe consumir unos dos litros de agua entre comidas: infusiones, zumos vegetales, caldos de verdura o simplemente agua.

3. Procure repartir la ingesta en cinco comidas al día.

Acostúmbrese a hacer un tentempié a media mañana y media tarde: una pieza de fruta, un yogur bebido, unos palitos integrales, una zanahoria, un zumo vegetal, etc. Lleve siempre algo en su maletín de trabajo.

4. Evite en lo posible las bebidas alcohólicas de alta graduación (licores, digestivos, etc.). Puede permitirse una copa de vino tinto o rosado o cava Brut al día. Si va a tomar algo escoja bebidas refrescantes light, infusiones o zumo de tomate.

5. No tome postres nunca cuando coma fuera. Pida siempre una o dos infusiones para rematar la comida y acompañar la sobremesa.

6. No acuda a una comida de negocios con el estómago vacío. Tomese dos vasos de caldo vegetal, un par de vasos de agua o un yogur bebible descremado antes de salir. Así evitará picar el pan o el aperitivo mientras espera a que le sirvan.

7. Si no puede evitar “pasarse” en alguna comida o cena de compromiso, compense luego el exceso en la comida siguiente: un plato de verdura cocida o dos piezas de fruta y un yogur descremado pueden servir.

8. Siempre que pueda, canjee la comida de negocios por otro tipo de reunión: un partido de golf, un encuentro en la pista de tenis o padel o una sesión de masaje relajante o sauna en un spa. Pueden servir para entablar relaciones sin sumar calorías (y además “quemar”).

9. Cuando coma fuera escoja siempre de la carta los platos más ligeros; a base de ensaladas, verduras, pescado o marisco, carpaccios, etc. Elija cocciones ligeras: a la sal, al papillote, a la brasa o a la parrilla.

10. No tema “confesar” que esta haciendo una dieta para cuidarse y sentirse mejor. Salvo contadas excepciones, la gente lo ve como un valor positivo y no como una flaqueza (“si se cuida, también sabrá cuidar los negocios”. “conoce el valor del esfuerzo”.) Se sentirá más relajado y apoyado si sus compañeros de trabajo y sus clientes conocen su situación.

Más información del centro

Artículo publicado en www.activalasalud.com


Si te ha gustado este post, puedes ayudar a otras personas compartiendolo en Redes Sociales.