Alimentación saludable en invierno

Escrito por Dr. Jaume Tufet Opi el Martes, 08 Enero 2019.

Activa la Salud. Información. Propuestas. Directorio. Dr. Jaume Tufet. Clínica Tufet. Medicina Estética. Barcelona
Dr. Jaume Tufet Opi



Especialidad: Medicina Estética

Centro: Clínica Tufet

Nº Colegiado: 080822179

 

En invierno, nuestro organismo debe adaptarse a las bajas temperaturas y a la falta de sol en nuestra piel. Activa la Salud. Blog del Experto. Alimentación en inviernoNuestro organismo necesita más energía para mantener el calor corporal. La naturaleza nos aporta alimentos de temporada que nos ayudan a afrontar los meses de frío y a combatir las típicas afecciones víricas, propias del invierno.

Características de las frutas y verduras de invierno:

  • Las verduras de invierno: Acelgas, espinacas, coliflor, alcachofas, calabaza… Las cebollas, los puerros, el ajo, son hortalizas con propiedades mucolíticas, tienen compuestos azufrados que una vez ingeridos pasan rápidamente a la sangre y a nivel bronquial facilitando la eliminación de las mucosidades, incluso al inhalar una cebolla, notamos sus efectos. Las verduras de la familia de las crucíferas (coles, brócoli, rábanos, coliflor, col lombarda, etc.) poseen sustancias con potencial anti-cancerígeno demostrado.
  • Las frutas de invierno son muy ricas en vitamina C. Los cítricos constituyen una fuente importante de esta vitamina. Además contienen ácidos orgánicos como el cítrico, que les dan sabores ligeramente ácidos y potencian la acción de la vitamina C. Aportan gran cantidad de carotenoides, (que les da el color naranja, amarillo) con alta capacidad antioxidante y abundante fibra, muy importante para mantener una buena salud intestinal, por ello la fruta debe tomarse entera, no en zumo. Para obtener el máximo de sus propiedades nuticionales deberíamos substituir el zumo de naranja matinal por la ingesta de una naranja entera. Activa la Salud. Blog del experto. Alimentación en invierno

La Vitamina A: Nos ayuda a mantener en buen estado la piel (evita la sequedad de la piel, los labios y las mucosas (entre ellas, las que recubren el interior de los bronquios) y reducir el riesgo de afecciones respiratorias. Está presente en las carnes, huevos, aceite de bacalao y en las verduras, principalmente en la calabaza, brócoli y las verduras de hoja verde.

La Vitamina D: entre otras funciones juega un papel importante en el sistema: nervioso, muscular e inmunológico. Aunque la podemos obtener de algunos alimentos, el sol es la fuente principal de vitamina D que tiene el organismo, se produce de forma natural por el cuerpo humano cuando está expuesto a la luz solar directa. Los alimentos que contienen principalmente vitamina D son el pescado y su aceite.

Algunos alimentos recomendables para tener un invierno saludable:

  • Brócoli y hojas verdes crudas. El brócoli es rico en vitamina C, en antioxidantes y muy bajo en calorías. Las segundas aportan clorofila tienen efecto depurativo y enzimas. Se pueden consumir cocidas, al wok con aceite de oliva, en guisos, en forma de pisto con salsa de tomate casera, en revueltos con claras de huevo o crudas en ensalada.
  • Frutos secos. Las nueces contienen calcio y ayudan a mantener los huesos en buen estado. Deben comerse frescas, porque su alto contenido graso hace que se oxiden fácilmente. Lo mejor, guardarlas en un recipiente de cristal y en la nevera.
  • Infusiones y caldos: Consumir té de frutas y té verde. También caldos, mejor caseros, los instantáneos contienen muchos aditivos.
  • Bebidas: Sería conveniente reducir e incluso eliminar de la dieta sustancias tóxicas y excitantes como la cafeína y las bebidas estimulantes. El estado de alerta que producen es por poco tiempo y su consumo continuado produce desgaste nervioso, agotamiento y falta de adaptación al estrés.
  • Sopas: Pueden ser de verduras como la col, cebolla, puerro, coliflor, etc. Se pueden agregar semillas (lino como fuente de omega 3 y sésamo que aporta calcio).
  • Frutas: Recomendamos aprovechar los nutrientes que nos aportan las frutas cítricas de esta época del año ya que son ricas en vitaminas y antioxidantes, como son, la naranja, la mandarina y el pomelo.
  • Pescados: Son las proteínas más aconsejadas. Se sugiere consumirlos entre 4 ó 5 veces por semana.
  • Carnes: Las rojas desgrasadas y el pollo deben completar el menú semanal.
  • Huevos: Los huevos son una fuente rica en proteínas. Recomendamos tomarlos ecológicos (su contenido en ácidos grasos varía mucho con los de granja). Si son ecológicos pueden consumirse a diario.

Más información del centro:  Clinica Tufet

Artículo publicado en www.activalasalud.com


Si te ha gustado este post, puedes ayudar a otras personas compartiendolo en Redes Sociales.